EL LÍMITE DEL MAL ES LA MISERICORDIA

No te desaliente el mal, tiene un límite, el bien sin embargo no tiene límite. El mal acaba donde comienza la misericordial de Dios, y ésta es infinita. Dios saca bien del mal, lo envuelve en su corazón y lo transforma en bien. Quizás no lo has vivido porque no has entregado ese dolor, ese mal, ese recuerdo, rencor a Dios para que lo dulcifique con su amor. ¿A qué esperas?
Pide misericordia para acabar con el mal y da tú también misericordia a quien te ofendió y acabará el mal en tu vida.
https://colegiodelavictoria.es

Compartir

Facebook
Twitter
LinkedIn
Email
Imprimir
Últimas entradas

PASTORAL DEL CUIDADO

En la tarde del martes, los claustros de los doce colegios de España de las Hermanas Franciscanas de los Sagrados Corazones, disfrutamos de un encuentro

Leer más »

I HAVE A DREAM!

Hoy hemos recordado a Martin Luther King. A lo largo de esta semana, hemos celebrado el aniversario de su nacimiento. Fue tan importante que cambió

Leer más »
Categorias