COMENZAMOS LA CUARESMA

Es miércoles, pero no es un miércoles cualquiera del año. Es Miércoles de Ceniza y eso significa
que hoy comenzamos la Cuaresma, los cuarenta días que la Iglesia nos propone como preparación
para la Pascua. Debemos aprovecharlos bien y vivirlos «conmáscorazón» . Y eso supone esfuerzo,
sacrificio. Por lo general, nos cuesta un poco (o mucho) ‘arreglar’ aquellas cosas que en nosotros
no son como a Jesús le gusta que sean. A eso, los cristianos, le llamamos conversión. Dios nos
quiere como somos, pero nos sueña distintos. Por eso, en este tiempo de conversión vamos a
esforzarnos en ponernos en sintonía con Él y convertirnos de corazón a la Pascua.
Que el Señor y la Virgen nos ayuden a recorrer este camino «conmáscorazón».

En este día el rito que nos acompaña es la imposición de la ceniza con la señal de la cruz. Expresa el deseo de conversión que tenemos, de cambiar, de ser cada día un poco mejores. La ceniza ha sido bendecida por el sacerdote. Se obtiene quemando las palmas usadas el Domingo de Ramos del año anterior. Su simbología es importante: esas palmas que se han utilizado como signo de gloria y alegría al recordar la entrada de Jesús en Jerusalén, se reducen a nada.
Las palabras que acompañan al signo: ¡Conviértete y cree en el Evangelio! Son palabras de ánimo, de fuerza, de ilusión, ¡porque Dios sueña con nosotros y con que poco a poco nos vayamos pareciendo más a Él! «¡Conviértete! ¡Cambia! ¡Yo estoy contigo y te ayudo para que lo consigas!» Convertirse es abrirse a la buena noticia del Evangelio, creer que el Amor es más fuerte que el egoísmo, que el mal solo se vence con el bien y abrir nuestro corazón, colaborando con generosidad al don de la conversión que el Señor quiere regalarnos.

Compartir

Facebook
Twitter
LinkedIn
Email
Imprimir
Últimas entradas

LA DIVERSIDAD SUMA

Este curso nos hemos embarcado en un nuevo proyecto enmarcado dentro del aprendizaje-servicio. En esta ocasión, hemos contado con ADIPA para que el alumnado de

Leer más »
Categorias