Después de estos días tan intensos, sólo nos queda decir: GRACIAS, SEÑOR. Por la comunidad que generosamente nos ha acogido, por las voluntarias que día a día compartieron con nosotros, viviendo la fe en el servicio y por todas las personas que han hecho posible este encuentro.

Ahora el Santo Padre nos pide ser testigos, allí donde nos encontremos, que anunciemos con nuestras palabras y con nuestra vida que Jesucristo es el Camino, la Verdad y la Vida… “Bendito seas Señor…”

https://colegiodelavictoria.es

Compartir

Facebook
Twitter
LinkedIn
Email
Imprimir
Últimas entradas
Categorias